Agrandar imagen | Ver tamaño original
Mientras los bomberos franceses estaban apagando el fuego destructivo en la Catedral de Notre Dame, otro sitio holístico también estaba en llamas. La mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén, que se encuentra entre los lugares más sagrados del Islam y fue construida hace casi 1.300 años, fue incendiada mientras la monumental iglesia católica era devastada por el fuego. Se dice que el incendio comenzó en el Salón de Oración de Al-Marwani, también conocido como Establos de Salomón, parte del mismo complejo que la mezquita de Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca. Afortunadamente, los bomberos del departamento de Waqf islámico de la ciudad pudieron controlar el incendio antes de que se hiciera algún daño a los individuos o a las otras salas de oración. Si bien la causa sigue siendo desconocida, las fuentes afirman que el fuego podría haber sido encendido accidentalmente por los niños que estaban cerca de la sala de oración en ese momento. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir