Agrandar imagen | Ver tamaño original
Casa cable transforma una pequeña y oscura casa de campo para trabajadores en una casa familiar contemporánea, y encuentra soluciones elegantes para los desafíos que plantea el denso entorno urbano, el emplazamiento orientado al sur y el contexto patrimonial. El proyecto aborda dos requisitos: debe ofrecer espacios ligeros y funcionales para una familia joven, y al mismo tiempo debe ser sensible al área circundante. El llamativo techo a dos aguas garantiza los puntos más bajos adyacentes a las propiedades vecinas, una solución simple pero convincente para las regulaciones de planificación. Un tragaluz sobre la escalera y otro sobre la cocina traen luz natural a los espacios habitables, mientras que una ventana a la altura de la mesa conecta el comedor con un pequeño patio oriental. Trabajando con un mínimo espacio exterior, las plantas se integran en la arquitectura para preservar la conexión con la naturaleza. En la fachada hay unas macetas, en donde irán creciendo plantas alrededor de cables de acero que suavizarán las líneas minimalistas y, con el tiempo, crearán un exterior verde. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir