Agrandar imagen | Ver tamaño original
La “Casa de invitados” se compone por tres volúmenes acristalados independientes y un volumen técnico unidos por un gran techo ventilado. La separación de los volúmenes responde al encargo que era diseñar una casa para recibir invitados, así la casa puede recibir a un huéspedes  que podrían sólo pasar la tarde disfrutando del lugar o bien podrían quedarse por una o varias noches ocupando sólo una parte o la totalidad de la casa. Los volúmenes a los extremos contienen los dormitorios que se abren hacia el paisaje y se cierran con un muro opaco hacia el centro que corresponde a la zona pública de la casa protegiendo la privacidad de los dormitorios y entre los distintos invitados. El volumen central que contiene el Living – comedor y cocina, está rotado con el fin de poder generar un espacio techado exterior protegido del viento gracias a la disposición de los volúmenes respecto a la dirección preponderante del viento de la zona. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir