Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ya sea para comenzar a analizar un detalle o impresionar a alguien en una conversación, entender un edificio clásico comienza con una conciencia de los diferentes órdenes clásicos de la arquitectura. En los registros históricos de la arquitectura, Vitruvius escribió el primer relato de los órdenes: "[...] Los órdenes llegaron a proporcionar una gama de expresiones arquitectónicas, que van desde la rudeza y la firmeza hasta la esbeltez y la delicadeza. En un verdadero diseño clásico, la elección del orden es un asunto vital - es la elección del tono," [1] que para el autor sintetiza la "gramática de la arquitectura". [2] Según John Summerson, autor de El lenguaje clásico de la arquitectura, "un [...] edificio clásico es aquel cuyos elementos decorativos se derivan directa o indirectamente del vocabulario arquitectónico del mundo antiguo - el mundo "clásico" [...]. Estos elementos son fácilmente reconocibles, como, por ejemplo, los cinco tipos estándar de columnas que se usan de manera estandarizada, los tratamientos estándar de aberturas y frontones, o, aún, la serie estandarizada de adornos que se emplean en edificios clásicos." [3] Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir