Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una de las primeras impresiones que tuve de Li Xiaodong (n.1963), arquitecto asentado en Beijing y profesor en la Universidad de Tsinghua, es su tranquilizadora confianza en sí mismo. Después de nuestra entrevista, el profesor Li me hizo una pregunta personal: ¿Le gustaría a usted enseñar en mi escuela? "Nunca he enseñado en mi vida", respondí. A lo que él rápidamente replicó: "Yo lo sé, usted puede enseñar. Entonces ¿Sí o no?”. Si he aprendido algo sobre la vida, es que cuando llegan las oportunidades, hay que aprovecharlas primero y después pensar. "Si él está tan seguro de mí, ¿Por qué no debería yo confiar en él?" Razoné. Acepté su oferta en el acto, permaneciendo en Tsinghua hasta el semestre de otoño de 2018. Conocerlo sólo confirmó aún más mi impresión inicial: La madurez y la confianza de Li lo distinguen tanto de otros arquitectos como de otros educadores. Es un verdadero gurú para muchos jóvenes arquitectos en China; una autoridad indiscutible dedicada con la misma intensidad a la enseñanza y a la práctica. Su arquitectura es muy especial. Es reconfortante, pero llamativo; seductoramente bello y profundo, mucho más de lo que se podría percibir en una primera impresión. No calcula sus actos ni es demasiado refinado; honesto, multidimensional y por sobre todo seguro de sí mismo. Su postura se encuentra firmemente arraigada tanto en la historia como en la cultura y la filosofía China, reforzada a su vez por muchos años de búsqueda personal y complementada con estudios en Europa, América y Singapur. Su currículum cuenta con amplias acreditaciones: se graduó en Tsinghua en 1984, obtuvo su doctorado en la Universidad Técnica de Delft en 1993, y en 1997 fundó ‘Li Xiaodong Atelier’, uno de los pocos talleres independientes en China que se atrevió a poner el nombre completo de su fundador en la puerta. Li recibió el Premio Aga Khan de Arquitectura en 2010 y, en 2011, fue nombrado Hombre del Año en China por la revista GQ. Es complejo, incisivo y curioso. Intuyo que me ofreció enseñar porque estamos de acuerdo en una cosa clave y  fundamental para la enseñanza: la arquitectura es un tema de debate. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir