Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto consiste en la intervención en una casa existente con  un terreno pequeño dentro de la ciudad. El desafío era implementar una cocina donde el  espacio disponible era  entre  los medianeros  y donde  toda la luz natural podía entrar por solo una fachada. Esta fachada era  norte y su materialidad debía permitir la mayor entrada de luz posible  al espacio. Además había que aprovechar la oportunidad de integrar el espacio propuesto al patio. Para optimizar la construcción en el reducido espacio se diseñó una estructura de madera donde todas las piezas se prefabricaron a modo de Kit y se armaron in situ. Se utilizó un sistema de ensamblaje sin tornillos ni  sin herrajes visibles de manera de obtener una apariencia limpia y liviana Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir