Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Casa Cervantes, ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad de Morelia, Michoacán, era una casa prácticamente en ruinas, la cual ya no contaba con las características óptimas para una restauración, por lo cual el cliente opto por la demolición de la misma, se proyectó sobre un terreno 97 m2 y un programa arquitectónico amplio para la superficie del terreno. Una de las principales solicitudes del cliente fue que el espacio público tuviera una atmósfera de confort térmico, de espacio amplio y bastante iluminación. Con un frente de 5.50 m, esta solicitud se resolvió con una doble altura en el espacio público, dando mayor entrada de ventilación e iluminación natural a la sala, cocina y comedor. En cuanto a las tres habitaciones solicitadas, cada una cuenta con vestidor y baño completo, y la manera de cumplir con el mismo requisito de dotarlas con ventilación e iluminación natural, se logró mediante cubos de luz con jardineras de bambú plumoso, el cual se escogió por su característica natural de crecer de manera acelerada y vertical, y así, dar esa función de jardinera en planta alta. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir