Agrandar imagen | Ver tamaño original
Reconstruir para revivir. Renovar para continuar. El edificio existente era un edificio estatal, las oficinas generales de turismo, al cual hoy se le quiere dar una nueva vida dentro de su historia y excelente ubicación. El proyecto estaba destinado a darle al edificio características de una arquitectura actual, nuevos materiales, nuevos espacios, nuevas conexiones, creando nuevas experiencias para su nuevo uso residencial.  A pesar de vivir en la ciudad y disfrutar de la centralidad se busca privacidad y una zona de retiro. Se requieren espacios más grandes, conectados y llenos de luz, así que se decidió extender los balcones aumentando el espacio habitable, generando un constante diálogo entre el interior y el exterior, algo que ya no se ve mucho en el centro de la ciudad.  Trabajamos la materialidad según sus características de confort, robustez y longevidad. El interior minimalista contrasta al conectarse con el poderoso exterior de madera. El edificio abandonado ha adquirido una nueva vida y ha dado nueva vida a través de sus 15 apartamentos y 2 tiendas, conectados por espacios comunes de ocio como jardines, gimnasio y spa. La madera es el sello distintivo del edificio. Este material tradicional y noble, combinado con la tecnología actual, se usa en la fachada con persianas dinámicas, diferenciadas para cada momento del día y para cada apartamento. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir