Agrandar imagen | Ver tamaño original
Adaptándose a una fuerza laboral en crecimiento en San Francisco, Adobe tuvo la necesidad de contar con más espacio culinario, por lo que quiso brindarles a sus empleados una nueva experiencia que coincidiera con sus ambiciones como empresa. Sus oficinas estaban ubicadas dentro del histórico edificio Baker & Hamilton, donde la expansión y los cambios estructurales estaban estrictamente prohibidos. El proceso para resolver este problema comenzó con una estrecha colaboración entre el chef recién contratado, Mirit Cohen y Valerio Dewalt Train. Juntos, exploraron nuevas formas de optimizar su espacio existente y crear una experiencia culinaria nueva y diversa para los empleados de Adobe. La primera prioridad era reorganizar las instalaciones existentes de Adobe. El centro de bienestar fue reubicado y el área principal fue destruida para dejar expuesta la hermosa estructura de madera. Las áreas para las estaciones de servicio fueron empujadas hacia la periferia para crear un espacio de asientos central abierto. Esta área proporciona una flexibilidad que permite reuniones de empresa, conferencias y, por supuesto, cenas. Amoblado con asientos suaves, esta área recibe a los visitantes debajo del tragaluz existente. Las cabinas se incorporan a la periferia para proporcionar áreas de reuniones informales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir