Reconstruyendo Nigeria: cuando la arquitectura se trata de restaurar la cultura

Reconstruyendo Nigeria: cuando la arquitectura se trata de restaurar la cultura

Este artículo fue publicado originalmente en Common Edge.

Durante la última década, Nigeria ha vivido bajo el espectro aplastante de los ataques del grupo terrorista Boko Haram. Desde Maiduguri hasta Abuja, las bombas explotaron intermitentemente, matando a cientos, destruyendo miles de hogares y paralizando la infraestructura pública. En los últimos años, el ejército nigeriano ha liberado a varias comunidades cautivas y ha comenzado los trabajos de reconstrucción en varias de ellas. Lamentablemente, las secuelas de estos violentos ataques han transformado profundamente nuestras ciudades. Los ataques destruyeron vidas: destrozaron servicios cívicos básicos, interrumpieron los medios de subsistencia y obligaron a los residentes a reconstruir desde cero sin dejar de llorar por familiares y amigos.

En el apogeo de la insurgencia, la ciudad de Yola, en el noreste de Nigeria, ofreció refugio a los residentes que huían de las afligidas ciudades circundantes de Madagali, Michika, Mubi, Hong y otros. En un momento, Yola tenía tantos refugiados como su población original, lo que alteraba aún más la ciudad. E incluso Yola no estaba del todo segura: los atacantes suicidas llevaron a cabo algunos ataques en la ciudad, haciendo estallar explosivos en estacionamientos de vehículos y en su mezquita central. La devastación causada por los ataques paralizó la economía local, negando a los trabajadores locales la oportunidad de ganarse la vida dignamente.

Hace un año, se me encargó una iniciativa respaldada por la oficina del vicepresidente nigeriano, Yemi Osinbajo, para diseñar y construir un centro de innovación social en Yola. El proyecto convertiría un edificio residencial existente en un espacio de co-creación, dedicado a servir como una incubadora para soluciones innovadoras a los problemas sociales de la región. El edificio, una gigantesca villa posmoderna-constructivista ubicada en casi 4 hectáreas de tierra con vista al río Yola, tiene una historia ilustre propia. Llamado Legom Villa, fue diseñado por diseñadores europeos y construido a mediados de la década de 1980 por un rico magnate naviero. En su apogeo, el edificio era un patio de recreo para aristócratas, con todos los accesorios de lujo, incluida una piscina en forma de riñón, canchas de tenis e incluso una serie de glorietas. Sus interiores fueron terminados con el mejor mármol, enviado desde Europa. Durante la última década, el edificio había pasado por varias fases de decadencia: la más reciente era un hotel barato, un punto de encuentro para personajes con mal aspecto y gente de la calle. Después de varios años de abandono, la propiedad cayó en un estado de semirruina.

Una antigua villa de lujo en Yola, Nigeria, se ha transformado en un centro de innovación social. Imagen © Mathias Agbo, Jr. F
Una antigua villa de lujo en Yola, Nigeria, se ha transformado en un centro de innovación social. Imagen © Mathias Agbo, Jr. F

Inspirándose en la visión del propietario original, nuestro proyecto se centró en crear un campus para soñar, donde se imaginarán nuevas posibilidades para la región y prosperará la creatividad. Naturalmente, como diseñador con conciencia social, era difícil ignorar las importantes realidades sociales de la ciudad en ese momento. Así que decidimos trabajar sólo con vendedores y artesanos locales. Esto tuvo algunas complicaciones, ya que la mayoría de los artesanos locales no tenían el mismo conjunto de habilidades que nuestros trabajadores en Abuja, y los vendedores locales no tenían el tipo de materiales con los que típicamente trabajamos. Como resultado, tareas relativamente simples, como instalar un falso techo de yeso a lo largo de una cuadrícula recta, tomaron mucho más tiempo en realizarse. En algunos casos, modificamos completamente nuestros diseños para acomodar la capacidad técnica limitada de estos artesanos. Y, tanto como nuestro horario lo permitía, pasamos un tiempo considerable capacitándolos en nuevas habilidades. También hicimos algunas otras asignaciones, como asegurarnos de pagar las mismas tarifas diarias que normalmente pagaríamos en Abuja, mucho más de lo que los trabajadores en Yola hicieron.

Al final del proyecto, los patrocinadores habían introducido al menos $ 120,000 en la economía local. Esto no es mucho dinero en relación con las ciudades más grandes, pero mejoró significativamente la vida de las personas locales involucradas en el proyecto. Al finalizar la obra, estos artesanos también adquirieron valiosas habilidades necesarias para el trabajo futuro. También obtuvimos futuros colaboradores, ya que continuamos trabajando con algunos de ellos en todo el país mucho después de la finalización del proyecto.

A pesar de los enormes fondos gastados en reconstrucción, las comunidades afectadas no tienen mucho que mostrar, más allá de unos pocos edificios nuevos. Estos proyectos hacen poco para ayudar a sus pueblos y ciudades, ya que la mayoría de ellos no logró involucrar a las comunidades locales en el proceso de reconstrucción.

En los últimos dos años, el gobierno nigeriano y las ONG internacionales, agencias de desarrollo y sus donantes han desplegado enormes recursos en las regiones problemáticas de Nigeria. A pesar de los enormes fondos gastados en reconstrucción, las comunidades afectadas no tienen mucho que mostrar, más allá de unos pocos edificios nuevos. Estos proyectos hacen poco para ayudar a sus pueblos y ciudades, ya que la mayoría de ellos no logró involucrar a las comunidades locales en el proceso de reconstrucción.

Más allá del objetivo inmediato de reconstruir refugios, la reconstrucción posterior al conflicto tiene el potencial de desencadenar una cadena de eventos positivos que ayudan a las comunidades a recuperarse más rápido. Este trabajo no puede compensar las vidas perdidas, pero proporciona esperanza y propósito, un objetivo colectivo para la vida.

En medio del conflicto sectario y la violencia, los arquitectos y diseñadores a menudo pueden sentirse desamparados. Somos intrínsecamente constructores por naturaleza. Pero en Nigeria, nuestro papel ahora es claro. Podemos ayudar a reconstruir mejores comunidades. Podemos ayudarlos a planificar economías locales más estables. Más importante aún, podemos escucharlos y ayudarlos a comprender, reconciliar y quizás incluso celebrar los matices étnicos, religiosos y culturales únicos de estas comunidades. Estos esfuerzos, especialmente en pueblos pequeños, pueden ser muy poderosos, porque demuestran un compromiso más profundo que unos edificios aislados y otros gestos vacíos. Representan una inversión en nuestros futuros compartidos.

Sobre este autor/a
Cita: Agbo, Mathias. "Reconstruyendo Nigeria: cuando la arquitectura se trata de restaurar la cultura" [Rebuilding Nigeria: When Architecture Is About Restoring Culture] 25 ago 2019. Plataforma Arquitectura. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/923615/reconstruyendo-nigeria-cuando-la-arquitectura-se-trata-de-restaurar-la-cultura> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.