Agrandar imagen | Ver tamaño original
En el Funenpark de Ámsterdam, un antiguo cobertizo industrial se ha transformado en una residencia privada y en un espacio de estudio, a solo unos minutos a pie del centro de la ciudad. Diseñada por NEXT Architects y Claudia Linders, Casa M&M está compuesta por una cuadrícula de paneles de madera y llama la atención de inmediato gracias a su fachada negra de 30 metros de largo por 9 metros de alto. La casa de 30 metros de largo tiene solo 5 metros de profundidad y consta de una sala de estar y un estudio, separados por un patio. La forma alargada de la casa se destaca por las líneas limpias de la fachada y por la gran puerta corredera de aluminio anodizado dorado. Detrás de esta llamativa puerta dorada se encuentra un patio por donde se puede acceder a la residencia de planta abierta. Tanto la casa como el estudio están organizados en torno a un núcleo de madera. Este núcleo de la casa contiene todas las instalaciones: un espacio de almacenamiento, baño, cocina y un entrepiso escondido donde los residentes pueden ir a relajarse. Las aberturas en el volumen de madera conectan los espacios más reducidos con el hogar en posiciones estratégicas y aportan luz natural al corazón de la casa. Las líneas de visión a lo largo de toda la residencia crean un interior abierto y una transición suave del interior hacia el exterior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir