Agrandar imagen | Ver tamaño original
En febrero de 2020, el museo Solomon R. Guggenheim presentará una exposición titulada "El campo, el futuro". La exposición, concebida por el equipo dirigido por Rem Koolhaas y AMO, marcará el último capítulo de una de las principales áreas estudiadas por Koolhaas en los últimos años: el impacto que tiene un mundo cada vez más urbanizado en las zonas no urbanas que han sido "dejadas atrás".  Como se describe en el libro “Hungry City” (La ciudad hambrienta) de Carolyn Steel, la relación entre lo urbano y lo rural, que tiempo atrás ha sido simbiótica, se ha transformado actualmente en un vínculo de total dependencia, en la que las grandes ciudades sólo pueden funcionar con el apoyo de los vastos paisajes rurales e industriales. Londres, por ejemplo, actualmente requiere de una cantidad total de tierra que es aproximadamente 293 veces su propia área para producir los alimentos, la energía, el agua y las materias primas necesarias para sostenerse. Se espera que para el año 2050 un 68% de la población viva en ciudades (una cifra que actualmente es del 55%), por lo que estas devorarán áreas de tierra cada vez mayores para satisfacer las demandas de sus ciudadanos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir