Agrandar imagen | Ver tamaño original
Finalizada en 2017, esta casa es parte de uno de los proyectos piloto de los arquitectos que contempla una clásica vivienda gemela, pero con una función ligeramente diferente. La primera casa (en la esquina) está destinada a residentes de familias pequeñas, mientras que la siguiente casa está destinada a funciones mixtas, como arriendo de habitaciones y oficinas pequeñas. La obra se inspira en la simplicidad de la arquitectura japonesa, incorporando al mismo tiempo las necesidades y requisitos de seguridad del usuario. Por lo tanto, el diseño principal se centra en la combinación simple de pintura blanca, maderas claras y metales. El exterior está destinado a mostrar un efecto "masivo y abierto", mientras que toma el mismo contorno de forma triangular para la fachada. En cuanto a los desafíos del clima tropical, se proporciona la máxima circulación de aire e iluminación desde todos los lados de los edificios, manteniendo al mismo tiempo la privacidad y seguridad del entorno al agregar aletas metálicas y bloques de ventilación como accesorios de fachada. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir