Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta casa de un piso hecha con materiales y métodos de construcción simples y bien diseñados, tiene por objetivo crear entornos grandes y acogedores para el joven cliente. Para la habitación se pensó una losa de concreto a la vista sobre el techo de las otras habitaciones creando una abertura de 360 ​​grados donde la luz natural baña toda la parte social. Se busca optimizar todos los entornos para aprovechar de mejor manera el espacio interno y externo del terreno. La cocina se separa de la sala de estar sólo por marcos deslizantes que permiten abrir el espacio e integrar sin límites el interior y exterior de la casa.  Un pasillo con pérgola y techo de cristal hace que la circulación a las habitaciones sea un ambiente agradable e interesante. Este corredor crea privacidad para el área íntima mientras respeta la misma calidad de espacio e iluminación que el resto del edificio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir