Agrandar imagen | Ver tamaño original
La mayoría de los sitios residenciales urbanos en la ciudad de Telangana, en India, tienen un área de aproximadamente 170 metros cuadrados. En este proyecto, para adaptarse a un programa tan extenso  en una porción tan pequeña de tierra, se requería una solución muy introvertida y compacta.Desafiando las reglas del juego, decidimos incorporar un jardín central alrededor del cual se distribuiría el programa. Para acomodar el estacionamiento y otros espacios técnicos necesarios, se suspendió el jardín por sobre todos los demás espacios de la casa. Con esta decisión, todos los demás servicios fueron empujados hacia el límite sur del terreno, operando como masa térmica para suavizar el calor de la luz solar directa en esta región de clima cálido y húmedo. Las áreas comunes, como la sala y el comedor, se ubican alrededor del jardín con amplias vistas y acceso directo a este interior-exterior a través de puertas corredizas de vidrio. Cuando se abren, estas puertas permiten que el espacio interior se fusione con el exterior, como si la casa y el jardín fueran una sola entidad. Dos de las habitaciones se encuentran en el piso superior, al que se puede acceder directamente desde el jardín a través de un pasillo abierto con bancos de hormigón. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir