Agrandar imagen | Ver tamaño original
Encajada en la ladera de la montaña y mirando audazmente el paisaje, la casa revela una vista cautivadora de los íconos más hermosos de la ciudad: Lagoa Rodrigo de Freitas, playa de Ipanema, Bahía de Guanabara, Pan de Azúcar, Cristo Redentor, la Montaña Dois irmãos y Pedra da Gávea. Atractiva, fresca y luminosa, esta casa es el modelo de un diseño arquitectónico que divide tanto el plano vertical como el horizontal, con energéticos espacios abiertos. Visto desde el exterior, la ubicación prominente y las grandes dimensiones de la casa le otorgan una sensación de poder y magnificencia. Pero por dentro, la casa cuenta con un ambiente extremadamente gentil e íntimo. Una de las principales razones de esto es el uso de obras de arte en su arquitectura: un mural del pintor y amigo Adriano Aquino – el visitante y el paisaje se incorporan a la obra de arte, complementados por una hermosa escultura de Franz Weissman, colocada estratégicamente en el jardín. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir