Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los proyectos de edificios e infraestructura pública siempre deben brindar en su operación la mejor forma de acceso y conexión con las principales avenidas, especialmente considerando la calle como el camino de llegada de los peatones a los espacios. Sin embargo, algunos arquitectos y arquitectas han logrado sublimar la practicidad de la conexión entre la arquitectura y la calle, incorporando esta condición de vinculación como el núcleo de las propuestas de proyectos que llevan, desde su inicio, la vocación del espacio público en un sentido riguroso. La arquitecta italiano-brasileña Lina Bo Bardi (1914-1992) fue responsable de crear buenos ejemplos de esta práctica de la arquitectura relacionada con su vocación pública, una actitud cada vez más relevante y coherente para promover una vida urbana, horizontal, democrática, consciente y diversa. Estas virtudes están presentes, sobre todo, en dos proyectos de la arquitecta ubicados en la ciudad de São Paulo, SESC Pompeia y MASP. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir