Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este proyecto, un quiosco junto a un lago, está diseñado como un espacio de ocio y contemplación integrado a su paisaje circundante, permitiendo que la naturaleza sea la protagonista. Como el objetivo es resaltar el entorno, la estructura es delicada y se compone de tres componentes simples: un techo, un espacio de vida privado y paneles para protegerse del sol. El desafío de ejecutar el proyecto en solo 2 meses y en medio de la naturaleza llevó a la elección de una construcción seca y más verde, como techos de madera laminada encolada y pilares metálicos, lo que hace que el trabajo sea más liviano y con menos impacto en el suelo. Con la intención de integrar el paisaje y no dañarlo, el techo de madera laminada encolada funciona como una pérgola, con vigas de soporte y listones instalados en diferentes direcciones para permitir que el sol se filtre y cree diferentes escenas durante todo el día. El techo se instaló como tal para proporcionar la ilusión de que la estructura está flotando en la meseta; la ubicación se eligió precisamente para que la estructura no sobresalga de la línea del horizonte y se integre en el contexto de la altura del puente de acceso y las curvas del terreno existentes de forma natural. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir