Agrandar imagen | Ver tamaño original
¡Ese árbol, que árbol!!! No podía ser de otra manera, tenía que ser la vedette del proyecto. Pensamos una casa que acompañe, sin competir. Trabajamos con las orientaciones y la ubicación del árbol para conectarlos y lograr que convivan respetándose y potenciándose uno al otro. Un volumen armónico, todo en planta baja. La fachada con morfologías simples y contrastes de materialidades con personalidad. La idea siempre fue destacar el algarrobo, pero no podíamos dejarlo solo, asique fuimos combinando materiales y afinando los detalles en cada elemento que conformaba esta composición. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir