Agrandar imagen | Ver tamaño original
Las actividades económicas humanas dependen naturalmente del ecosistema global, y las posibilidades de crecimiento económico pueden verse limitadas por la falta de materias primas para abastecer los stocks industriales y comerciales. Mientras que para algunos recursos todavía hay reservas sin explotar, como ciertos metales y minerales, existen otros, como los combustibles fósiles e incluso el agua, con serios problemas de abastecimiento en muchos lugares. Es innegable que la industria de la construcción tiene un impacto significativo en el planeta. Enormes cantidades de recursos, materiales, agua y energía se explotan, procesan y consumen para la ejecución de una obra, limitándose a la vida útil de los edificios. El Consejo Internacional de la Construcción (Conseil International du Bâtiment - CIB) señala que la construcción civil es el sector humano que consume la mayor cantidad de recursos naturales, utilizando energía de manera intensiva. Este impacto se ve exacerbado por procesos productivos ineficientes, el desplazamiento de suministros y el desperdicio excesivo durante varias otras etapas de la construcción. Existen muchos problemas que abordar para hacer que nuestro mundo sea más sostenible y eficiente. Pero, ¿qué está a nuestro alcance como arquitectos? Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir