Agrandar imagen | Ver tamaño original
La instalación de operaciones agrícolas de Mason Lane es un nuevo complejo para el mantenimiento, reabastecimiento y almacenamiento de equipos agrícolas, así como también para el almacenamiento estacional de granos y heno. La instalación admite una propiedad de 2.000 hectáreas utilizada para agricultura, recreación, hábitat de vida silvestre y fines de conservación. El proyecto ha sido presentado para la certificación LEED Gold, siendo de manera notable el primero de su tipo en implementar criterios LEED en un proyecto agrícola. Arraigado en la simplicidad de las estructuras agrícolas regionales y en concierto con las prioridades del cliente para la administración responsable de la tierra, el complejo agrícola utiliza enfoques sostenibles simples y pasivos que se basan específicamente en una comprensión del clima regional y los matices del paisaje. Por razones de economía y facilidad de mantenimiento, las estrategias de construcción sostenible son decididamente "de baja tecnología", favoreciendo los métodos de construcción convencionales y los materiales ordinarios sobre los sistemas especializados. En particular, el proyecto implementa estrategias que aprovechan las sinergias cruzadas entre el diseño del sitio y el edificio, centrándose en un enfoque holístico donde ambos componentes funcionan como un solo sistema integrado. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir