Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto nace de la intervención a una edificación preexistente ubicada en la Ciudad de México, convirtiéndola en un espacio de casa-estudio, con las premisas marcadas y la mirada atenta a las preexistencias. La solución de diseño retoma una estructura habitacional en desuso y la recicla en un proyecto que se integra con su frondoso entorno natural inmediato, rompiendo con la hegemonía de muros altos detrás de los cuales se esconden las casas vecinas, para establecer un diálogo coherente que trascienda las limitantes físicas del proyecto. Las variantes en la profundidad de planos, ofrecen al entorno una fachada viva, donde la actividad del interior se adivina gracias a los filtros visuales que conceden intimidad al interior del proyecto. La dualidad interior-exterior rompe con la rutina de su contexto, ofreciendo un lienzo de texturas donde el concreto y granitos macizos dan paso a la levedad del metal y ligereza de tejidos plásticos. Hacia el exterior, la vivienda se asoma sin invadir, mientras en el interior se abre exponiéndose sutilmente, equilibrando volúmenes que se insertan en el territorio. Este intercambio de planos y materiales se lleva al interior permitiendo la versatilidad de espacios a través del movimiento de mamparas corredizas de largo recorrido y lambrines conformados por polines de madera que contrastan en calidez y complejidad con la sobriedad de recubrimientos pétreos y el concreto aparente de los cerramientos. Una nueva escalera, resuelta a base de tiras de herrería que se desenvuelven, reactiva el espacio en que se encontraban las antiguas, lo que dio oportunidad de resignificar la vivencia de las circulaciones con una experiencia de carácter escultórico. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir