Agrandar imagen | Ver tamaño original
Casi el 80% del territorio sudamericano es considerado "tierra tropical". En Perú, cerca de dos tercios de la superficie se encuentra cubierta por bosques pertenecientes a la selva amazónica –un porcentaje mayor al de cualquier otro país-. Estas cualidades paisajísticas dan lugar a condiciones de vida únicas y determinan, a la vez, las prioridades de la arquitectura contemporánea del país. Hoy en día, las nuevas casas construidas en Perú expresan un diálogo constante con la naturaleza, creando espacios para la vida cotidiana que integran la arquitectura al paisaje. Al igual que sucede con la arquitectura cultural de Perú, los proyectos residenciales buscan vincularse –de un modo u otro- con la megadiversa geografía del país. Analizando meticulosamente factores como el clima, la topografía, la ventilación y la luz solar, actualmente las casas se construyen partiendo de la consideración de una increíble gama de condicionantes ambientales. Desde la Cordillera de los Andes hasta el Océano Pacífico, las residencias pueden ubicarse en sectores de sierra, llanuras costeras y bosques amazónicos, donde la arquitectura logra acoplarse a estos orgánicos contextos mediante sus envolventes y sus huellas estructurales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir