Agrandar imagen | Ver tamaño original
El taller para la artista polaca Monika Sosnowska es un espacio bañado de luz para una experimentación sin distracciones. ARCHITECTURE CLUB diseñó dos volúmenes complementarios: un amplio estudio de concreto y vidrio y un cobertizo de almacenamiento de madera. El marco de hormigón de 5 x 12 m del estudio abarca más de 12 m, capturando la luz del norte y del sur a través de fachadas totalmente acristaladas. La textura rugosa del concreto, fundido contra tablas de madera, hace eco de los cobertizos de madera que alguna vez fueron característicos de este vecindario y su presencia tangible es un telón de fondo perfecto para las esculturas. El deseo de yuxtaponer su gran materialidad con la estructura de acero más esbelta del acristalamiento llevó a los arquitectos a diseñar fachadas a medida. Finalmente fueron soldados en el sitio por los mismos artesanos con los que trabaja la artista. El vidrio translúcido de la fachada que da hacia la calle, reforzado con alambre reticulado, se difumina en el exterior y ofrece privacidad. El acristalamiento transparente con la estructura esbelta de acero que da hacia el norte, se abre al tranquilo jardín. La losa del techo, que se extiende a lo largo de 12 m, está soportada por tres vigas en I de acero, que acomodan el sistema de iluminación y sirven como una subestructura para las obras de arte. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir