Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Escuela de Ciencias y Deportes de la Universidad de Brighton desafía el carácter convencional de los edificios educativos –aquellos caracterizados por sus interminables pasillos vacíos y su predominante silencio-. Observando que los procesos de aprendizaje tienen lugar tanto fuera como dentro del aula, el diseño articula una nueva idea de espacio educativo que refuerza la interacción y el intercambio, combinando dos departamentos de la universidad para crear un edificio vibrante donde las actividades no se encuentren necesariamente reguladas por el horario escolar. ¿Por qué aislar el departamento de ciencias del departamento de deportes? En este proyecto, ambos programas se fusionan en un único volumen lineal, situado al margen de un gran campo de juego. Los espacios deportivos principales se encuentran en el mismo nivel que este campo. El departamento de Ciencias, que incluye aulas, laboratorios y un invernadero, se extiende sobre los espacios deportivos como un puente. Las fachadas retoman, en parte, el ritmo regular de las viviendas implantadas frente al nuevo edificio. La azotea ofrece una vista panorámica de North Sea. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir