Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ubicada en la frontera de México y siendo la entrada sur hacia los Estados Unidos, Ciudad Juárez se conforma de un territorio que conjuga características de multiculturalidad, migración y procesos de resiliencia que conforman un fenómeno de raíces híbridas que a lo largo de las décadas han formado el molde de la “cultura fronteriza”. Si bien la multiculturalidad de Juárez puede considerarse un sinónimo de diversidad y coexistencia, en ocasiones puede llegar a difuminar el panorama de la identidad y el arraigo en la ciudadanía. De igual forma, existen factores geográficos, climáticos y naturales que promueven una cultura digna de ser (re)visitada y (re)postulada en la comunidad fronteriza: la cultura del desierto. Ampliando la mirada de la frontera México – Estados Unidos, el territorio desértico perteneciente a los estados de Chihuahua y Sonora en México, ha logrado dejar huella en el imaginario colectivo de estados como Texas, Nuevo México y Arizona en Estados Unidos cuyo ecosistema ha influenciado directamente la cultura, la identidad y la narrativa urbana. Con esto en mente, Nómada Laboratorio Urbano realizó una intervención urbana que retoma los aprendizajes de miradores lúdicos diseñados para el encuentro, diálogo y reflexión sociocultural. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir