¿Quién extrae, produce y comercializa los materiales? Nuestros lectores opinan sobre la crisis climática

¿Quién extrae, produce y comercializa los materiales? Nuestros lectores opinan sobre la crisis climática

¿Qué tan culpable es la arquitectura de la crisis climática? 

Con esta pregunta seria abrimos la discusión entre nuestros lectores, y la cantidad de respuestas fue abrumadora. Luego de leer y recopilar todos los comentarios recibidos de profesionales de la construcción, estudiantes e interesados en la arquitectura, coincidimos en que la enseñanza relativa a los materiales y productos es escasa. Debemos aprender más sobre sus propiedades, sus procesos de elaboración y su pertinencia en el entorno construido para demandar un mejor uso de estos.

© Marta Riccò
© Marta Riccò

En una reciente entrevista al estudio de arquitectura argentino BAAG, destacado por la investigación y exploración material, comentan: "no solo nos interesa la utilización del material, sino también entender que matriz productiva lo genera, quién produce el material, quién lo extrae, quién lo explota, quién lo comercializa. Pensar la huella ecológica que genera, así como cuál es su durabilidad y su envejecimiento. Pensar qué cualidades permite concebir ese material, qué significado tiene, qué transmite".

Muchas veces pareciera que los conocimientos sobre materiales y productos vienen de la mano del interés, y no de una obligación inherente del ámbito universitario, profesional, o político.

Punto de vista 1:
La academia no está haciendo lo suficiente

"La academia es cómplice al potenciar en el diseño materiales que causan grandes emisiones, o de no ocupar los recursos de forma consciente -eficiente- y no proyectar preventivamente". Escribe uno de nuestros lectores, mientras otros abordan como todavía de forma amplia se indaga exclusivamente en la arquitectura moderna, cuando esta "por su misma geometría y materiales no se ha ajustado a la naturaleza a diferencia de la vernácula".

Otros lectores, directamente nos escriben que "hay un desconocimiento pleno del proceso de producción de materiales" y que parece entonces necesario abordar con mayor profundidad "las pequeñas acciones individuales que podemos hacer; como potenciar el uso de materiales del lugar que no requieran grandes traslados o priorizar el re-uso de edificios existentes".

Punto de vista 2:
Elección de materiales: moda, necesidad y ¿eficiencia?

Sobre la vida profesional, nos comentan que en "la mayoría de los casos, solo buscamos satisfacer las necesidades del usuario dejando de lado el gran impacto que podemos generar al momento de diseñar sin tomar en cuenta el entorno".

Como arquitectos solo buscamos cubrir las necesidades que se nos plantean, y por miedo de perder "clientes" o "proyectos" dejamos de lado nuestra ética y no importa el daño que podamos generar a terceros.

Frente a las demandas, también "somos cómplices del mercado de materiales, destruimos lo vernáculo y su valor para que pocos colegas aparezcan en revistas". En este sentido, "los arquitectos se vieron comprometidos en trabajar con la aparición de nuevos materiales industriales" y "la carrera por ganar más dinero por parte de las inmobiliarias, utilizando más materiales sintéticos, agravó más el problema".

La arquitectura, bien pensada, nunca atentó con el ambiente.

En muchos casos, lamentablemente, esto se traduce en que "lo básico en la toma de decisiones en la edificación sigue siendo descontar los aislantes, cambiarlos por materiales económicos (aún cuando sus propiedades térmicas, acústicas y su elaboración vayan en contra del confort y de la sustentabilidad)".

"El principal problema reside en el desuso de los materiales locales a la hora de hacer un proyecto (práctica muy habitual) en donde predomina el factor económico, parámetro comprensible por otro lado. Se solicitan materiales de la otra parte del mundo generando un consumo de recursos innecesarios y que, a su vez, globaliza los estilos, en lugar de generar un lenguaje arquitectónico propio del lugar".

Punto de vista 3:
Construir más significa extraer más

Si necesitamos ciudades más grandes, alguien va a tener que elaborar los productos que las materialicen - y también alguien va a tener que decidir cuáles se pueden usar y cuáles no. 

"Lo que sí tiene inferencia en el cambio climático son las personas, y sobre todo las poderosas, las que son capaces de definir el rumbo del mundo porque desarrollan cierta actividad (los plásticos, los petróleos, etcétera), sin reparos. La arquitectura en todo caso es usada para dar forma a esos proyectos de negocio". En este sentido, toma importancia "la construcción masiva de edificios y casas, al costo ambiental que sea, junto la pobre auditoria de las autoridades locales".

"Las restricciones con las que comúnmente se trata son en el ámbito territorial, dejando de lado al medio ambiente. Las medidas y normas constructivas deberían de ser más estrictas respecto a este tema ya que cualquier acción mínima puede dañar completamente un ecosistema".

Nadie se preocupa ni por los desechos que se generan, ni por el origen (legal, sustentable o sobreexplotado) de materiales para la construcción.

¿Quieres aprender más sobre materiales y productos? Revisa nuestro catálogo.

Sobre este autor/a
Cita: Fabian Dejtiar. "¿Quién extrae, produce y comercializa los materiales? Nuestros lectores opinan sobre la crisis climática" 07 may 2020. Plataforma Arquitectura. Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/934405/quien-extrae-produce-y-comercializa-los-materiales-nuestros-lectores-opinan-sobre-la-crisis-climatica> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.