Agrandar imagen | Ver tamaño original
A medida que el mundo de la construcción se vuelve más automatizado, impulsado por la economía, la velocidad y la burocracia, el arquitecto y profesor Marc Leschelier presenta una exposición en Architektur Im Magazin en Viena, Austria, que invierte esta tendencia.La exposición titulada "Cold cream", configura un espacio aislado, disociado del mundo, donde la práctica de la construcción se reduce a la lucha entre materiales delicados y duros, así como a ascensos espontáneos. Por lo tanto, la exposición no es un acto de arquitectura, sino una forma de prearquitectura. En la exposición, el visitante es guiado por varias salas que contienen elementos arquitectónicos hechos de bloques de cemento unidos, cosidos e inmersos en el mortero. La relación entre la materia prima y el agente aglutinante ya no es un acto constructivo ordenado, sino un problema excesivo, deformado con sus propias propiedades plásticas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir