Agrandar imagen | Ver tamaño original
La mayoría de las empresas tecnológicas eligen ocupar un campus arbolado en las afueras de las áreas urbanas, sin embargo, Amazon creció en el centro de Seattle y extrajo gran parte de su energía innovadora a partir de su ubicación en la gran ciudad. La nueva sede del gigante minorista on line refuerza su compromiso de participación urbana, creando un vecindario con edificios, plazas y espacios públicos abiertos que se conectan perfectamente con el tejido metropolitano existente de Seattle. El elemento más emblemático es el trío de esferas de vidrio que alberga un jardín botánico de varios niveles con 40.000 plantas tomadas de bosques de gran altitud en los cinco continentes. Colocadas en la parte exterior, las esferas son un edificio en un jardín y un jardín en un edificio. Las plantas representan alrededor de 400 especies, algunas de las cuales están extintas en la naturaleza silvestre y otras bastante raras. Para seleccionar, crear y curar la selección de plantas, Amazon contrató a un horticultor a tiempo completo, Ron Gagliardo, quien anteriormente trabajó en el Jardín Botánico de Atlanta. La colección de plantas, que evolucionará con el tiempo, incluye una higuera de casi 17 metros de altura llamada Rubi, un helecho australiano de 12 metros, orquídeas ecuatorianas y plantas carnívoras. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir