Agrandar imagen | Ver tamaño original
Todos hemos escuchado el término BIM dentro del campo de la arquitectura y la construcción. Pero ¿alguna vez te has preguntado por qué su uso ha crecido tanto en los últimos años? La metodología BIM (Building Information Modeling) ha simplificado el trabajo de los diferentes actores del mundo de la arquitectura y la construcción, ya que no sólo facilita el proceso de diseño sino que además simplifica el análisis general del edificio, minimizando los errores. Gracias a la metodología BIM, es posible trabajar de manera colaborativa maximizando la eficiencia de la gestión y administración de proyectos de pequeñas y grandes dimensiones, permitiendo a los arquitectos e ingenieros trabajar con modelos y planos paramétricos, llamados objetos inteligentes 3D. Todo esto permite crear un modelo único donde cada uno de los elementos posee información constructiva completa. Así, se acortan los tiempos de diseño y se reducen en gran manera los errores constructivos, mejorando la comunicación entre todos los equipos que intervendrán en la obra: Arquitectos, Calculistas, Ingenieros Civiles, Ingenieros de Instalaciones, entre muchos otros.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir