Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta vivienda está ubicada en una nueva área urbana en la ciudad de Hai Duong. La fachada está inspirada en el agua que fluye desde la parte superior de una cascada, tejiéndose a través de cada piedra y arbusto. El proyecto trae una visión diferente, una corriente fresca de agua al vecindario circundante con casas de arquitectura común y que se repiten una tras otra. Los propietarios son jóvenes, desean un hogar sencillo, discreto pero llamativo. Un lugar que se encuentre cerca de la naturaleza, en donde puedan ser ellos mismos, lejos del ajetreo y el bullicio de la vida moderna. Cada momento en el hogar es el momento más tranquilo, un lugar de paz y de recuperación de energía después de un día de trabajo. El diseñador debe equilibrar los deseos del propietario, los servicios públicos utilizados y los criterios establecidos: todos los espacios deben estar expuestos a la luz natural y la ventilación. El plan es crear unas aberturas verticales hacia el cielo y con vegetación, que den luz natural a los espacios de su alrededor. La planta baja cuenta con un garaje, salón, cocina y comedor. En el primer nivel lo más destacado son las hileras de árboles bajo el cielo. El espacio interior es simple y sofisticado, para nada llamativo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir