Agrandar imagen | Ver tamaño original
A medida que reconocemos el 50º Día de la Tierra, es difícil pensar en un momento en que nuestra relación con nuestro planeta haya sido tan diferente de lo normal. A medida que lidiamos con la peor crisis de salud en cien años, la atención se centra en el futuro de cómo viviremos juntos, cómo operarán los sistemas globales y, en algunos casos, cuán profundamente positivo puede ser para el mundo natural cuando se reducen las demandas exponenciales de petróleo, transporte y energía. Pero con el tiempo, la crisis del COVID-19 pasará y el mundo volverá a la "normalidad". La naturaleza de esa normalidad es, en parte, responsabilidad de arquitectos y diseñadores. ¿Qué constituye una relación "normal" entre nosotros y la Tierra? ¿Es una "normalidad" sostenible? ¿Es una "normalidad" ética? ¿Es una "normalidad" incluso deseable? ¿Cómo sostendrá la Tierra una población de 10 mil millones, desde una perspectiva de nutrición y de refugio? ¿Qué impacto está teniendo la industria de la construcción en la extracción de materias primas de la Tierra? ¿Cómo puede la comunidad arquitectónica mejorar la relación entre nosotros y la Tierra? Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir