Agrandar imagen | Ver tamaño original
En los últimos 30 días, las búsquedas en Amazon de productos sin contacto, como dispensadores, termómetros y llaves automáticas han aumentado hasta en un 2000%. Mientras aumenta la ansiedad por la propagación del COVID-19 a través del contacto o las superficies compartidas, estas tecnologías ofrecen una solución potencial para las oficinas u organizaciones que luchan por mantenerse en funcionamiento sin aumentar el riesgo de propagación viral. En gran parte del mundo, esta mayor demanda de productos sin contacto tiene el potencial de provocar una revolución en la forma en que interactuamos con las tecnologías comunes en nuestra vida cotidiana. Si bien las puertas giratorias manuales están muy extendidas en las grandes ciudades, en otras partes del mundo se utilizan principalmente puertas automáticas. Del mismo modo, los baños públicos a menudo vienen equipados con inodoros con descarga automática y grifos y dispensadores de jabón automatizados. Incluso las transacciones comerciales, que habitualmente implican una cantidad innecesaria de contacto, están evolucionando a sistemas de pago digital que no requieren la manipulación de máquinas. A medida que el COVID-19 incita a los ciudadanos a comprar tecnologías sin contacto en números sin precedentes, ¿es posible imaginar que estas tecnologías pronto serán parte de nuestra vidas cotidianas? Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir