Agrandar imagen | Ver tamaño original
Rodeado de jardines salvajes y arbustos nativos, el Centro de Aprendizaje Tres Árboles en Rolleston, Christchurch, utiliza un diseño sostenible para proporcionar a los niños un entorno que fomente el aprendizaje y el crecimiento a través de un enfoque de descubrimiento natural. Una parte central de la pedagogía del cliente es que el edificio actúa como el tercer maestro del niño, o un administrador ambiental. El centro ha sido diseñado para reflejar esta pedagogía, creando una transición perfecta entre el entorno construido del niño y el aire libre. Con licencia para 130 niños y con una superficie total construida de 634 metros cuadrados, el centro incorpora materiales naturales, formas únicas y aparatos de juego interactivo para intrigar, motivar y excitar a las mentes jóvenes. Situado junto a una reserva, el dosel de los árboles maduros que rodean el edificio se traducen arquitectónicamente a través de la modulación escultórica del dosel del techo. La variada geometría, toda revestida de cedro, refleja la luz moteada de los árboles, creando un espacio de transición suave y cálido entre las aulas y el exterior. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir