Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una pequeña fábrica en Nagano ha sido convertida en residencia. El cliente es una pareja que regresa a su ciudad natal con sus 2 pequeños hijos para vivir junto a sus padres. El sitio tenía dos edificios uno al lado del otro, una antigua granja y una pequeña fábrica, situada justo en frente de la casa de los padres. La solicitud fue renovar esta antigua granja -a la que tenían un fuerte apego- para que pudieran vivir y en el futuro realizar clases de gimnasia.Al recopilar información sobre el sitio, descubrimos que la granja había sido renovada varias veces y su condición no era adecuada para vivir. La fábrica, por otro lado, tenía 38 años y su estructura de acero estaba en buenas condiciones. La granja y la fábrica eran un espacio continuo sin paredes de separación, lo que resultaba en un espacio generoso con diferentes tiempos y fondos conectados. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir