Agrandar imagen | Ver tamaño original
Siguiendo el ejemplo Milán, París planea mantener sus calles libres de vehículos incluso luego de que las medidas de distanciamiento social se levanten parcial o totalmente. La alcaldesa Anne Hidalgo anunció recientemente que la capital francesa está considerando la posibilidad de mantener algunas de las medidas que restringen el uso de vehículos de motor en la ciudad de París -introducidas durante el período de cuarentena-, convirtiéndolas en nuevos instrumentos para combatir la contaminación y la congestión en la capital. Varias ciudades del mundo están aprovechando este momento para replantearse sus políticas de movilidad. Considerando que la contaminación urbana es uno de los principales factores que contribuyen al empeoramiento de los problemas respiratorios y de salud en general, Anne Hidalgo está considerando tomar medidas que fomenten el uso del transporte público y medios alternativos para reducir al mínimo la dependencia de los ciudadanos a los vehículos automotores individuales, liberando más espacio para los peatones y los ciclistas en el centro de la ciudad. Además, Hidalgo propone la creación de una nueva red de carriles para bicicletas que conecte el corazón de la ciudad con los suburbios, una medida que beneficiaría aún a más personas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir