Agrandar imagen | Ver tamaño original
El objetivo era rehabilitar la Casa Pinheiro, típica del Oporto burgués del siglo XIX. Construida en un terreno largo y estrecho, con dos frentes y un patio trasero, se optó por mantener las características originales de la casa y proporcionar espacios amplios y luminosos, más ajustado al deseo de los propietarios. La planta baja, en mal estado de conservación y con una relación directa con el jardín que se pretendía mejorar, sufrió una gran transformación en términos de elementos constructivos y organización espacial, manteniendo la función social. En este piso, se asumió un lenguaje claramente contemporáneo a través de la creación de espacios más grandes con puertas y paneles de altura completa. En particular, en la separación entre la cocina y la sala de estar, se construyó una puerta de hierro y vidrio, expandiendo el paso de la luz entre los espacios y haciendo que la relación sea más fluida. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir