Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después de Milán y París, Londres ha anunciado sus planes para transformar grandes áreas de la ciudad, convirtiendo las calles en zonas libres de automóviles, a medida que se aflojan las medidas del confinamiento por el coronavirus. Replanteando el proposito de la ciudad en pro de la gente, Londres pretende emerger de manera diferente de la pandemia, apoyando una recuperación sostenible y baja en carbono. Las obras ya comenzaron y se espera que se completen en seis semanas. El alcalde Sadiq Khan ha declarado que la ciudad necesita ser repensada y la gente debe tomar el protagonismo. "El mayor desafío para la red de transporte público de Londres en la historia de Londres" espera alentar a caminar y andar en bicicleta, a fin de garantizar las medidas de distanciamiento social requeridas y reducir el tráfico en los sistemas de transporte público. Además, eliminar el tráfico de automóviles disminuirá la contaminación del aire, generando una ciudad más saludable en general. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir