Diez pensamientos sobre el futuro de la práctica

Diez pensamientos sobre el futuro de la práctica

Este artículo fue publicado originalmente en The Architect's Newspaper.

En febrero de este año, di una breve charla a nuestros estudiantes de Yale sobre la economía y sus posibilidades de empleo, sugiriendo que si bien todos los indicadores se mantuvieron sólidos y los empleos abundantes, había pasado bastante tiempo desde nuestra última recesión. Después de haber visto a varias durante mi carrera, les sugerí que probablemente verían una recesión en algún momento de la suya, pero dudaron si alguna vez veríamos algo tan serio como la del 2008. Quién lo diría...

Es demasiado pronto para presentar argumentos matizados sobre el futuro, ya que enfrentamos lo que sin duda será una situación mucho más grave en la segunda mitad de 2020. Entonces, a continuación hay diez primeros pensamientos sobre cómo nuestra profesión puede verse afectada, y potencialmente transformada, como resultado. Elije dos o tres como indicaciones para considerar el futuro una vez que haya pasado la crisis.

1. Economía: Si bien hay informes mixtos sobre cuán dura puede ser la recesión para la industria, ya está claro que ciertos tipos de edificios, en particular las oficinas comerciales y minoristas, se caerán del radar de la profesión durante varios años, mientras que, en general, el sector AEC se plasma en el tablero. Se producirá otra ola de feroz competencia de tarifas, a medida que las empresas sobrevivientes luchen por contratos. ¿Pueden algunas empresas luchar por encima de la refriega?

2. Demografía: Si la recesión dura más de un año, otra "generación perdida" de estudiantes, llevando sus considerables talentos de diseño y pensamiento a un entorno que valora el "pensamiento de diseño", dejará la profesión para nunca volver. Si la recesión del 2008 eliminó a algunos de los Baby Boomers más antiguos que no pudieron captar la tecnología y mantener con vida a sus empresas, el último de los Boomers podría encontrarse con el mismo destino. Pero con las carteras de jubilación destruidas en gran medida, ¿habrá perchas?

3. Empleos: Nuevos puestos de trabajo, no muchos. Las empresas recortarán sus excesos y peso muerto, y pueden hacer algunos reemplazos estratégicos, lo que significa que cuando se produzca la recuperación hay una escasez de talento, ya que las empresas no tienen las reservas para mantener al personal a pesar de los costos tan altos del reemplazo. ¿Habrá talento para ser contratado? El trabajo remoto puede ser una opción deseable para mejorar el equilibrio entre la vida y el trabajo.

4. Tecnología: La última recesión vio la transición de la profesión de CAD a BIM. Once años más tarde hay una gama mucho más amplia de herramientas disponibles: big data, análisis, captura de realidad, diseño computacional, aprendizaje automático (por nombrar algunas) y mucho desarrollo de "BuildTech". Algunas prácticas adoptarán estas herramientas para redefinir sus capacidades; otros, como muchos en 2008, usarán nuevas tecnologías (como BIM) para fines muy antiguos (haciendo mejores dibujos).

5. Métodos de práctica: Como toda la práctica ha demostrado la capacidad de trabajar de forma digital y remota, las redes de talentos para las empresas se ampliarán más allá del entorno local, y los procesos basados en datos intensificados y la voluntad entregable (para las empresas que deseen experimentar más) abrirán oportunidades para crear nuevo valor a través de servicios digitales como análisis, fabricación digital y realidad / experiencia aumentada.

6. Estructura de la práctica: La mayoría de las prácticas trasladaron su trabajo sin problemas fuera de la oficina a sus respectivos hogares, lo que demuestra que una oficina física puede no ser esencial para administrar una empresa. Una nueva generación de prácticas más jóvenes, digitalmente fáciles, con trabajadores y talentos distribuidos a nivel mundial, surgirá para competir con los titulares tradicionales. Serán ágiles, flexibles, menos sujetos a la dinámica económica y no se conocerán entre sí. Puede surgir la versión de diseño de la economía de "evento", centrada menos en proyectos completos y más en tareas discretas.

7. Construcción: Entre problemas de salud, inmigración, inestabilidad del flujo de suministro y presiones de precios, los constructores recurrirán fuertemente a la automatización en el sitio y la prefabricación fuera de él. Las herramientas y procesos necesarios requieren una infraestructura digital inadecuada para el dibujo tradicional y los constructores la encontrarán, ya sea de sus arquitectos o de cualquier otra parte. El financiamiento gubernamental de proyectos puede impulsar protocolos digitales como un requisito, y la industria se vería obligada a cumplir estándares, finalmente, como resultado.

8. Talento: "La supervivencia del más apto" sugiere que algunas de las mejores empresas de esta década surgirán del recipiente de la crisis, y los estudiantes de hoy observarán atentamente desde el margen académico, preparándose para las nuevas realidades de la recuperación y exigiendo a sus educadores lo que creen que es importante para prepararlos para el lugar de trabajo. Los sobrevivientes definirán esa agenda de talentos, que probablemente sea una mezcla embriagadora de destreza tecnológica, capacidad de colaboración directa y remota, y estilo y técnica de trabajo flexible.

9. Espacio: Algunas de las prioridades inefables del diseño darán lugar a más consideraciones epidemiológicas: ¿Cómo funciona este espacio en una pandemia? ¿Los ocupantes son más o menos saludables? ¿Se puede limpiar? ¿Puede funcionar, técnica, espacial y estéticamente bajo nuevas reglas de interacción y distancia social?

10. La ciudad: Las ciudades han sido más difíciles con COVID-19, cuestionando los desafíos de proximidad y densidad. Si el distanciamiento social y el "quedarse en casa" son estrategias regulares para manejar la pandemia, la naturaleza cambiante del espacio urbano y el posible resurgimiento de los suburbios más espaciosos son oportunidades para que los arquitectos reconsideren y redefinan los fundamentos de la vida.

Hay pocas dudas de que el mundo posterior a COVID-19 se verá diferente, política, económica y arquitectónicamente, de lo que parecía en febrero. La duración y la profundidad de la recesión determinarán la potencia de las ideas sugeridas anteriormente. Los líderes firmes están mejor preparados cuando dedican parte de sus esfuerzos actuales a gestionar tiempos turbulentos hacia ese futuro, sea lo que sea.

Phil Bernstein, FAIA, es decano asociado y profesor titular de la Escuela de Arquitectura de Yale y ex vicepresidente de Autodesk. Pasó la mayor parte de su carrera profesional en Pelli Clarke Pelli Architects. Birkhauser publicó su libro Architecture Design Data: Practice Competence in the Era of Computation en 2018. Este artículo se publicó originalmente a solicitud de la AIA Connecticut.

Te invitamos a revisar la cobertura de ArchDaily sobre el COVID-19, a leer nuestros consejos y artículos sobre productividad en el trabajo desde el hogar, y conocer las recomendaciones técnicas para un diseño saludable para tus proyectos futuros. También recuerda revisar los últimos consejos e información sobre el COVID-19 en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sobre este autor/a
Cita: Bernstein, Phil. "Diez pensamientos sobre el futuro de la práctica" [Ten Thoughts on the Future of Practice] 24 may 2020. Plataforma Arquitectura. (Trad. Baraya, Santiago) Accedido el . <https://www.plataformaarquitectura.cl/cl/940161/diez-pensamientos-sobre-el-futuro-de-la-practica> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.