Agrandar imagen | Ver tamaño original
Una pareja joven originaria de Neuquén, en la Patagonia Argentina, actualmente vive en la ciudad de Buenos Aires y desea alejarse del centro. Decide construir una pequeña casa cerca de la ciudad de La Plata, en un barrio tranquilo que quizás les recuerde algunas calles de tierra de su provincia. Tienen algunos ahorros y un terreno para construir futuros recuerdos. Durante las primeras reuniones, conversamos sobre las posibilidades materiales para construirla, y plantean el barro crudo. Imaginan quizás una casa de adobe, pero el lugar es demasiado lluvioso. Les proponemos cocinar el barro y diseñamos una casa en ladrillo cocido. Muros, pisos y techos serán cerámicos. Pintamos de blanco los paramentos para definir los planos verticales y aclarar algo el espacio. Aunque no demasiado. Una bóveda gobierna el carácter doméstico, construida con el esfuerzo de un grupo de albañiles mediante cimbras de madera terciada y tablillas de eucalipto, explorando a medida que se avanza. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir