Agrandar imagen | Ver tamaño original
En los últimos meses, Legado Lima 2019 se ha convertido en una de las principales instituciones colaboradoras en la lucha contra la pandemia del Coronavirus en Perú. Gracias a la realización de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos en 2019, el país pudo aplicar todo lo aprendido en materia de infraestructura, equipamiento, protocolos y operación para combatir el COVID-19, aprovechando y trasformando la moderna infraestructur -construida originalmente para albergar la fiesta multideportiva más grande del continente- para hacerle frente a la pandemia. En abril, el Proyecto Especial Legado Juegos Panamericanos y Parapanamericanos ya había puesto al servicio del país la Villa Panamericana que, con una capacidad de 3288 habitaciones, solía albergar a los atletas de los países participantes, convirtiendo al edificio en uno de los Centros de Atención y Aislamiento Temporal más grandes del continente. También el Legado habilitó el Centro de Alto Rendimiento del Surf de Punta Rocas para que pudiera funcionar como residencia para el personal médico y los profesionales del Instituto Nacional de Salud, buscando reducir el riesgo de contagio del personal y permitiendo procesar las muestras de coronavirus de manera segura. Por otro lado, el Proyecto contribuyó a la instalación del albergue temporal “Casa de Todos” en la Plaza de Acho, donde permanecen las personas que estaban en situación de riesgo en las calles del Cercado de Lima y del Rímac. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir