Agrandar imagen | Ver tamaño original
“Renaturalizar las ciudades y ganar espacio de calidad para los ciudadanos ya no es solo una idea interesante, es una necesidad”, asegura Jordi Fernández, uno de los dos socios fundadores de ON-A Arquitectura. Esta smart office, con oficinas en Barcelona, se ha especializado en la renaturalización y bioconstrucción, concibiendo en sus 15 años de experiencia distintas formas de adaptación de los espacios verdes en contextos urbanos, como la propuesta de remodelación del Parque Llano Amarillo de Algeciras o el Taichung Gateway Park de Taiwan. Su actual proyecto, llamado Nou Parc, sigue la línea de estos ejemplos internacionales, buscando convertir el Camp Nou en un parque de 26 hectáreas. Según la OMS, las ciudades deberían tener un mínimo de 9m2 de área verde por habitante. Actualmente Barcelona cuenta con poco más de 6m2 Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir