Agrandar imagen | Ver tamaño original
El hogar, para el cliente de Casa Glassbook, es un lugar para retirarse del mundo exterior. Este escondite, en la parte trasera de una casa de estilo Federación en Tempe, Sydney, explora la vivienda como un santuario que gira en torno a una seria colección de libros. La adición de dos pisos está estructurada en base al acto individual de lectura. Las actividades comunales como comer, cocinar y entretenerse, están flanqueadas por una estantería de dos pisos, por lo que puedes sacar un libro en cualquier lugar y en cualquier momento. La luz del día se filtra hacia el interior a través de los bloques de vidrio de la fachada sur. Estos también proporcionan una barrera acústica de la cercana Princes Highway y de los aviones que suelen pasar por encima. Una ventana característica, que enmarca un rincón de lectura, perfora la fachada de bloques de vidrio para proporcionar vistas de los tejados y jardines vecinos. El patio trasero tiene un límite permeable que se conecta a la propiedad adyacente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir