Agrandar imagen | Ver tamaño original
La tercera generación de la oficina bogotana Bermudez Arquitectos conversaron con ArchDaily durante la cuarentena, dialogando sobre diversos temas de la práctica, de su aporte en la academia y los desafíos de trabajar en un estudio con legado familiar. A continuación podrás profundizar en la transcripción del Instagram live. Santiago Baraya (SB): Hoy en día Diego y Ramón hacen parte de la tercera generación en la práctica Bermúdez Arquitectos. ¿Cómo ha sido para ustedes llevar este legado y proyectarlo actualizando las problemáticas contemporáneas? Ramón Bermúdez (RB): El trabajo en familia tiene todas las cosas buenas de la confianza y la cercanía, y todas las cosas malas de estas mismas. Mi abuelo (Guillermo Bermúdez Umaña) fue el primer arquitecto de la familia. La relación entre mi padre (Daniel Bermúdez Samper) y el fue muy fructífera en el trabajo pero también muy conflictiva, y ellos nunca pudieron montar un sistema en el que, en términos empresariales, juntos pudieran construir sobre lo construido. Posteriormente, mi padre nos propuso, en su momento, montar una plataforma en la que pudiéramos trabajar recogiendo todo lo que el había organizado, pero también donde cada uno tuviera su espacio. En esta familia todos son arquitectos: mamá, hermanos y tíos, no se salva nadie. Entonces la arquitectura es una discusión del hogar, lo que lo hace muy cómodo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir