Agrandar imagen | Ver tamaño original
Actualmente, nos encontramos en una pandemia, con una política de locos y siglos de horrible injusticia racial que exponen las peores realidades de la humanidad. Cada día se revelan más enfermedades, más enojo, más defectos en nuestra cultura de lo que cualquiera podría haber anticipado. Los miedos inescrutables de esta temporada son exclusivamente humanos, el mundo natural florece en medio de nuestros desastres pero la arquitectura también es exclusivamente humana. El principal propósito de la arquitectura es ofrecer seguridad, es por eso que en este momento de peligro, es una buena idea pensar en la otra cara de tanta injusticia y crueldad profana, ¿Espacio sagrado? La arquitectura puede ir más allá de ir a lo seguro y aspirar a evocar lo mejor de nosotros, creando lugares que toquen lo que solo se puede definir como sagrado. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir