Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa se ubica a los pies de la Cordillera de Los Andes en la periferia de Santiago, en un terreno alargado junto al Río Mapocho. La propuesta de esta casa resuelve la cercanía con los vecinos organizando los espacios en torno a una serie de patios y proyectando las vistas hacia los cerros cercanos. A nivel del suelo hay tres volúmenes intersectados. Un gran espacio central concentra el estar, comedor y cocina. Al norte, un segundo volumen con tres habitaciones y hacia el oeste uno menor con los servicios. Los patios que rodean la casa se proponen como extensiones de los espacios interiores. Aprovechando la proximidad del sitio con las montañas de la precordillera de Los Andes, los espacios interiores se abren hacia la vista este a través de aberturas en el nivel superior de los muros, que permiten conectar el interior de la casa con los picos cercanos. Mientras que el revestimiento exterior de madera adquiere tonos oscuros de pigmentos minerales, que contrastan con el paisaje cercano, los espacios interiores se caracterizan por tonos claros y alta luminosidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir