Agrandar imagen | Ver tamaño original
Al cumplirse 40 años de la creación de su Biblioteca y Centro de Documentación, el Museo de Bellas Artes llamó a una licitación pública para restaurar y ampliar este espacio, en el primer piso del Museo. La Biblioteca se ubica en una de las rotondas del edificio y usa además parte del ala oriente. El espacio original estaba saturado de intervenciones provisorias, falsos revestimientos e instalaciones en desuso. Una vez despejado el espacio y descubiertos los ornamentos originales, la operación consistió en la liberación de la superficie existente para los programas públicos (área de consulta, archivos y sala de lectura), ubicando las oficinas en un nuevo altillo. Dado el carácter patrimonial del edificio, la propuesta de la nueva estructura se ejecutó como un elemento independiente —sin apoyos en el piso—colgándose de las vigas de hormigón armado originales y de los muros perimetrales de albañilería, aseguran do la reversibilidad de la operación. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir