Agrandar imagen | Ver tamaño original
Fachada Plegada. Edificio Origami nace de una táctica arquitectónica que busca disminuir la demanda energética respecto a un edificio de oficinas completamente vidriado. Esto se logra con una fachada plegada de ángulo variable en relación a la orientación, evitando el sobrecalentamiento de forma pasiva y disminuyendo el consumo energético en un 40%. La fachada contiene planos opacos y traslúcidos, plegados en ángulos que van desde los 115° a los 165°. Estructura. El proyecto se organiza en torno a una retícula flexible de pilares y vigas que conforman un marco rígido, unido a losas con un perímetro dentado para recibir las cintas plegadas de ventanas. El criterio estructural buscó racionalidad y eficiencia, con un núcleo rígido descentrado respecto a su longitud angosta y al centro de su longitud máxima. El edificio tiene 16 pisos sobre la cota cero y 5 subterráneos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir