Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta rehabilitación asume, sin modestia, su conservadurismo. Este edificio, que es un legado de calidad excepcional y extremadamente bien conservado por haber estado en uso continuo, siempre por la misma familia desde mediados del siglo XIX hasta principios del siglo XXI, el desafío era conciliar la preservación de lo existente con nuevos usos y la introducción de infraestructura. El plan de intervención incluyó la rehabilitación de toda la estructura existente, incluyendo vigas de madera y paredes de granito, el tragaluz y la preservación del yeso decorativo y la carpintería original. El plan maestro del proyecto requería la adaptación de viviendas unifamiliares para dar hospedaje a habitantes locales, una tienda, un restaurante y abastecimiento de bebidas, incluida la creación de 9 habitaciones para alojamiento turístico, la delimitación de un área comercial y la organización de espacios técnicos asociados a las diversas funciones que componen este edificio. En el interior, se mantuvo la configuración original, salvando la mayoría de las paredes existentes. De esta manera, se respetó la compartimentación y solo se introdujeron los cambios necesarios para adaptar el edificio a su nuevo uso. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir