Agrandar imagen | Ver tamaño original
La renovación de esta casa en Campinas, Brasil, comenzó por comprender la personalidad del cliente que había elegido comprar esta residencia que tenía habitaciones separadas y espacios fragmentados. Con aproximadamente 225 metros cuadrados de área construida, la intervención comenzó con la demolición y la reorganización de espacios, disolviendo la fragmentación para dar prioridad a la luz natural y la ventilación. Las áreas demolidas permitieron dar la sensación de unidad y conexión visual a los espacios. El programa a nivel del suelo se organizó con sala y comedor, cocina, oficina pequeña, servicios y un patio con jardín. Las habitaciones están ubicadas en el primer piso. El área integrada para la sala de estar también es un espacio de diseño flexible que se puede modificar desde un área de salón simple a una sala de proyección de películas. Los materiales utilizados son simples, como el hormigón, el acero y la madera, también son un soporte para la colección de arte y para los objetos antiguos que la familia posee. El techo de la cocina es el único material especial utilizado y está hecho de láminas de acero perforadas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir